Categorías
POURING
La técnica del pouring, conocida también como arte fluido , consiste en verter pintura acrílica para crear una pintura abstracta. El pouring es una divertida técnica de pintura que permite crear piezas únicas e inimitables sin la necesidad de usar el tradicional pincel, y se puede realizar a cualquier edad. La magia que encierra esta técnica reside en lo aleatorio del dibujo resultante, que es posible crear con pintura líquida mezclada entre sí. Antes de empezar, es importante proteger bien la zona de trabajo, ya que es una técnica que puede ensuciar bastante, ya que estaremos vertiendo líquidos . Por sus múltiples técnicas, es una forma de experimentación de materiales y de colores. Por una parte, se puede realizar un vertido denominado vertido recubierto para un resultado con colores intensos y opacos. Y, por otra, si buscas algo más parecido a la acuarela la técnica se denomina vertido wash.
Lo más importante es tener en cuenta los materiales con los que se lleva a cabo la técnica del acrílico fluido: pintura acrílica fluida. Esta pintura tiene una consistencia más ligera que el resto y por ello facilita su vertido, nosotros recomendamos las pinturas acrilicas de la marca Golden. En caso de no disponer de acrílico fluido puedes comenzar utilizando pintura acrílica normal diluida con agua ( pero esto conlleva algunas desventajas. Depende del resultado que busques, es posible que tengas que agregar otro producto a la pintura acrílica como agua o algún médium. Agregar agua: Como ya hemos dicho, para aumentar la fluidez de la pintura puedes añadir agua al acrílico. Para un vertido recubierto basta con añadir una parte de agua por cada diez de pintura. En cambio, para un vertido wash, la cantidad de agua debe ser mayor pero sin pasarse, como máximo una parte de agua por cada parte de pintura. Si hay demasiada agua la pintura no se adherirá correctamente. Médiums: Los médiums que se utilizan para esta técnica se denominan Pouring Medium o Médium de alisado y se puede encontrar con consistencia densa y consistencia normal, y ahora también con acabado mate y brillante.
Cómo realizar la técnica del Pouring? Como ya hemos dicho hay varias formas para realizar el acrílico fluido, solo debes dejar que la creatividad, y la pintura, fluyan! Pouring directo: Esta técnica de vertido directo consiste en la aplicación de la pintura directamente sobre el lienzo, creando charcos de pintura y moviendo la superficie hacia un lado y el otro, y hacia arriba y abajo, para recubrirla al completo. Dirty Pour: La técnica vertido sucio o dirty pour se basa en la utilización de un vaso de plástico para verter los colores sobre el lienzo. Consiste en mezclar los colores poco a poco dentro del vaso. Una vez están las capas colocadas debes verter el contenido en el lienzo. Este vertido se puede hacer de varias formas, las más comunes son: vertiendo desde el vaso directamente. Colocar el lienzo sobre el vaso lleno y darle la vuelta. Cuando esté del revés sólo tienes que levantar el vaso poco a poco. Para esta técnica es importante que el acrílico no esté muy líquido, sinó, se mezclarán los colores dentro del vaso y el resultado será un color sucio sin diferentes tonalidades. El Pouring Médium actúa como un agente diluyente y un aglutinante. Los mediums nos dan un flujo más suave y ayudan a que las pinturas con una mezcla de colores actúen de manera más uniforme. La técnica del pouring no se aplica únicamente a lienzos, sino que las posibilidades son infinitas. Se puede aplicar el pouring a cualquier tipo de superficie, ¡la creatividad sin límites! ¿Se te había ocurrido antes decorar un mueble con la técnica del pouring y pintura chalky?

^

Productos destacados