Categorías
Escoda pinceles
A finales de 1933, Josep Escoda Roig (1902-1982), por una serie de coincidencias que harían largo el relato, toma la decisión de crear en Sabadell, localidad cercana a Barcelona, una pequeña empresa de brochas y pinceles para la Decoración y las Bellas Artes. Sería la primera fábrica que existiría en España. Hasta entonces los artistas se tenían que proveer de pinceles fabricados en Francia y Alemania. La actividad de aquel pequeño negocio solamente se detendría como consecuencia de la Guerra Civil, pero a principios de los años cuarenta reemprendió la fabricación del mejor pincel que se podía conseguir, a pesar de las dificultades en obtener materias primas. La fábrica de pinceles Escoda se fue desarrollando y creciendo. Hasta hoy posiblemente se hayan fabricado unos 75 millones de pinceles, casi un millón por año de existencia. La utilización de los mejores pelos finos como la Marta Kolinsky y su variedad Tajmyr, el Petit Gris de Rusia, la Oreja de Buey de Europa, el Turón de EEUU y del Canadá, el Tejón y las cerdas de China o el poney de Mongolia, son la mejor garantía para una mejor respuesta pincelera. Al mismo tiempo, la decidida incorporación de ocho tipos de fibras artificiales con una gran variedad de colores, diámetros, nervio y durabilidad, han sido claves para que el pincel Escoda se haya convertido en una herramienta reconocida, estimada y de amplio espectro que igual le puede ser útil al acuarelista, al aficionado al óleo o acrílicos, así como al ceramista, al decorador de la porcelana, al odontólogo, al restaurador, al vidriero, etc.

^

Productos destacados